David Ríos, de las pandillas a un brillante futuro a través de la educación
D V C student success story David Ramirez Rios

In English

De las pandillas a un brillante futuro a través de la educación.

David Ramírez Ríos no es el típico estudiante universitario recién ingresado. Él sabe mejor que nadie que una buena educación puede cambiar tu vida, porque David casi, “no la hace aquí”

Como estudiante del primer año en la escuela secundaria, nos contó que, sus primeros tres días fueron "tensos pero emocionantes." Pero al cuarto día, fue suspendido por sus peleas. Aquello fue seguido de muchas peleas y muchas suspensiones, hasta que finalmente fue expulsado del Distrito Escolar Unificado de Mont. Diablo.

“Fui atrapado por el estilo de vida de las pandillas, llevándome a una vida en la cárcel”. A los 13 años, la rápida vida que estaba llevando, lo hizo caer en manos de la ley. Fue puesto en libertad condicional y obligado a acudir a los tribunales, donde se defendió sin sustento sobre una acusación a un cargo de delito menor. "Yo estaba en una situación en que no tenía control sobre mi futuro, lo que iba a ser de mi vida estaba en manos de un juez". Finalmente, fue detenido; lo que no era nada nuevo para él.

Aquel día su padre y su hermano menor lo habían acompañado a los tribunales, y vieron como el agente judicial colocaba las esposas alrededor de sus muñecas; cuando David Ríos volteó a mirar a su padre, comprendió que ello fue la cosa más dura que él había hecho en su vida. "Miré a los ojos de mi padre, y nunca olvidaré lo que vi, una combinación de decepción, de fracaso, de frustración y tristeza en él”. Para entonces su padre, un hombre al que en la vida Ríos había idealizado como superman, lloraba. “No pude soportarlo, sentí que le había fallado como hijo, y a mi hermano pequeño como un modelo. Me tomó innumerables minutos que se convirtieron en terribles horas y estas en un sinfín de días para darme cuenta que si mantenía mi vida en ese sentido, sólo acabaría en la cárcel, o incluso muerto. La imagen de mi destino se presentó para mí y no era una bonita imagen”.

Al darse cuenta que la única forma en que podría lograr su "sueño americano" era a través de la educación. Él oró por una nueva oportunidad en la vida, y prometió cambiar su manera de comportarse al ser puesto en libertad. "Aunque era difícil, yo estaba decidido a no convertirme en un producto más de la sociedad, sino convertirme en un creador".

El resto de su primer año en la secundaria lo comenzó a dedicar al programa de la Comunidad Escolar, en donde no fue muy bien aceptado por los estudiantes. Pero consiguió terminarlo con varios premios: al estudiantes de matemáticas pendientes, al estudiante de Inglés pendiente, y al estudiante del año. "Me di cuenta entonces de que la gente creía en mi capacidad como estudiante y eso era toda la motivación que necesitaba”.

Para su segundo año, asistió al Concord High School, pero debido a su falta de créditos, estaba en peligro de no graduarse con su clase. Ese año tuvo su primera clase en el DVC, fue a través de una película (documental); clase que le permitió recibir extra créditos para la escuela secundaria.

En su tercer año de secundaria, necesariamente se trasladó al Summit High School, una pequeña escuela secundaria, donde permaneció en el buen camino y fue capaz de ponerse al día en sus créditos, lo que le permitió volver de transferencia al Concord High School para su último año, donde se graduó con su clase del 2008.

Durante su paso por el Summit High School, Ríos fue abordado por un coordinador del programa de extensión EOPS del Diablo Valley College, quien le explicó en detalle sobre el Instituto de Verano en el EOPS del DVC.

Ríos lo vio como una oportunidad para obtener una ventaja inicial en la universidad, así como una manera fácil para su transición a un estilo de vida universitaria.

Habiendo terminado la escuela secundaria, no perdió tiempo y comenzó en el Instituto de Verano una semana después de graduarse. A través del Instituto de Verano EOPS, aprendió mucho sobre la vida de estudiante en el DVC, sobre el acceso a la ayuda financiera, información completa acerca de los DSS EOPS y programas, sobre los clubes y los programas en el campus, e incluso sobre los requisitos de transferencia.

"Nos llevaron de visita al campo de la universidad Estatal de San Francisco y al de la Universidad de California en Berkeley, sin costo alguno; ir a estos recintos universitarios amplió mis horizontes sobre la educación superior".

El Instituto de Verano incluye una clase de inglés básico, una en propio ritmo sobre el curso de matemáticas, y una clase de asesoramiento.

"La clase es una comunidad de aprendizaje, y algunos de nosotros desarrollamos estrechas relaciones entre sí y con nuestro instructor de consejería; fue mi consejero quien me alentó para alcanzar mis sueños, y más tarde, incluso escribió una carta de recomendación para mí cuando yo aplicaba a la solicitud de becas." Ríos fue notificado recientemente que ha sido galardonado con la beca de arquitectura: Coleman y Dennis-Rowe, a través de la Fundación DVC.

"Definitivamente me gustaría recomendar la EOPS Instituto de Verano para estudiantes de secundaria que buscan una información más detallada sobre la universidad, esto hace que la transición de la escuela secundaria a la universidad sea mucho más fácil."

Su consejero del Instituto de Verano fue también la persona que recomendó a David Ríos al Proyecto Puente. "Yo era escéptico sobre el proyecto Puente en un comienzo, pensé que sería una clase más de Inglés como segundo idioma pero estaba completamente equivocado; ahora estoy muy agradecido de que me incorporé a Puente, debido a que es una comunidad de aprendizaje que se convierte en una familia. Juntos motivamos y alentamos a los demás a tener éxito. El mundo necesita de más latinos exitosos, y no sólo para encontrar el éxito personal sino compartir ese éxito con la comunidad, buscando salvar a los jóvenes de la influencia de las pandillas. Quiero ser un orador motivacional y guía de la generación más joven en la dirección correcta. Yo soy el futuro de hoy, pero ellos son el futuro del mañana."

David Ríos es la primera generación de estudiantes universitarios en su familia, y uno de los principales motivos por el que se inscribió en el DVC en el otoño del 2008 fue, dar un buen ejemplo para sus hermanos menores, y que su padre se sintiera orgulloso. "Nada me hace más feliz sabiendo que mi padre se siente orgulloso de mis logros hasta ahora"

Hoy, a los 19 años, Ríos ha estado trabajando tiempo completo en el Sun Valley Foot Locker desde su graduación de la escuela secundaria. Sin embargo, dijo, que ir a la escuela tiempo completo y trabajar una jornada completa no es algo que recomiende, aunque ello realmente le ha enseñado a manejar su tiempo mejor. Después de haber completado el EOPS Instituto de Verano, fue promovido al cargo de asistente de gerente.

En cuanto al futuro, sus planes son, conseguir una carrera en arquitectura, y en dos años más espera poder transferirse a cualquiera de estas universidades: UC Berkeley o Cal Poli en San Luis Obispo; buscando allí ganarse la licenciatura de artes en arquitectura. "Creo que DVC es el mejor camino a seguir por los graduados de la escuela secundaria; aquí encontrarán la misma educación general que hay en cualquier otro college, además cuenta con grandes maestros y para nosotros el DVC es una conveniente opción financiera.

He aprendido que cuando se trata de la educación, en este mundo nada es imposible, y no es un sueño fuera de nuestro alcance. A pesar de mis experiencias pasadas, ahora me encuentro trabajando por mi futuro y lo hago a mi propio ritmo y en Paz... Para mí, el cielo es el límite”.

 


Back to top